Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Rosa María Aguilar Tlapale

Consulta privada

…Todo empieza con una buena Teoría.

Qué importancia tiene la educación en diabetes en los pacientes?

Más del 90% de los cuidados diarios que requieren las personas con diabetes los efectúan los propios pacientes, en su ámbito familiar y social; al igual que los cuidados que se brindan en los ambientes clínicos, el cuidado de su propia salud debe ser seguro, eficaz, centrado en sus necesidades y preferencias individuales, oportuno y eficiente…”[1]. Para tomar decisiones adecuadas en el día con día la persona debe conocer su enfermedad, desarrollar habilidades como la elección de su alimentación, como y donde efectuar actividad física, la automedición de su glucosa capilar, la toma de medicamentos y/o la aplicación de insulina, en base a una actitud motivada y de autoeficacia, interactuando con el equipo de salud que le atiende para el ajuste oportuno del tratamiento. Como consecuencia de las buenas decisiones las complicaciones agudas y crónicas se reducen y las complicaciones en el largo plazo se retrasan o se evitan permitiendo a las personas una vida con calidad, a pesar de la presencia de la enfermedad.

–          Qué rol juega el educador en diabetes en el control o manejo de la enfermedad?

Como miembro del equipo especializado de atención a la diabetes, el educador es un profesional de la salud que ha obtenido un cuerpo de conocimientos de las ciencias médicas, consejería, comunicación y de la educación que le permite trabajar con individuos, familias y comunidades para enseñarles a cuidar de su propia diabetes, ayudarles a controlarla y a prevenir sus complicaciones. La calidad del cuidado de la diabetes depende de la formación continua y específica de los profesionales en el campo de la educación y los aspectos psicosociales de la diabetes[2]. Esto implica diversas disciplinas y, en consecuencia, diversos profesionales específicamente formados para esta tarea, que de manera coordinada, sistémica, sistematizada y planificada, intervengan en el apoyo y la educación para el autocontrol de la diabetes de las personas que la padecen y de sus familias.

En diabetes tenemos mucha información sobre el aspecto biológico de la enfermedad, pero para los prefesionales de la salud responsables de educar, esto no es suficiente. Para poder desarrollar esas competencias que nos permitan educar personas con diferentes edades, diferentes tipos de tratamiento, diferentes etapas de la enfermedad, complicaciones crónicas, diferentes grados de escolaridad es necesario sustentarse en la Teoría de la Educación, con especial enfoque en la Educación de los Adultos (Andragogía).

¿Cuales deberían ser los principios de la educación de los Adultos?, ¿podemos trasladarlos a la Educación de los pacientes con un padecimiento crónico como la diabetes?



escrito el 7 de febrero de 2011 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar